7 Mitos sobre los Paneles Solares


Blog 7 Mitos sobre los Paneles Solares

La Verdad de los Paneles Solares en Mexico – 7 Mitos

A pesar de la gran cantidad de beneficios que brinda la tecnología de los paneles solares, hasta el momento en nuestro país no se aprovecha el potencial disponible. Una de las causas, es que aún una gran cantidad de personas sigue renuente al uso de dichos sistemas, debido a que alrededor de ellos se encuentran algunos mitos y rumores que proporcionan información falsa e influyen en la decisión de los consumidores, pero, ¿cuál es la Verdad de los Paneles Solares en México?

En los últimos años, el uso de la energía solar se ha ido incrementando significativamente, pero más que un asunto de moda, es una necesidad actual para amortiguar y disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, producto de la generación de energía a partir de los combustibles fósiles.

Las tecnologías que convierten las energías renovables en electricidad han logrado avances tanto en las investigaciones como en la aplicación. En particular, la energía solar y la industria solar en las últimas décadas han crecido considerablemente, siendo al día de hoy una fuente de energía renovable establecida y competitiva, su eficiencia y confiabilidad han mejorado, sus costos de ciclo de vida han disminuido y los mercados donde se comercializan se han expandido.

A continuación aclaramos los 7 Mitos más importantes
mostrándote la Verdad de los Paneles Solares en México:

1. Su uso es ilegal:

La información obtenida de diversos proyectos de investigación ha servido de base para que la Comisión Reguladora de Energía (CRE), emitiera en septiembre de 2007 una resolución mediante la cual aprueba la instalación de estos sistemas en la modalidad de “medición neta”, es decir, permite que los excedentes de la generación fotovoltaica en una casa o edificio comercial se inyecten a la red, haciendo que el medidor gire en sentido contrario a como lo hace cuando se toma electricidad. Gracias a esto, ahora puedes instalar en tu domicilio o negocio, tu propia fuente de energía renovable o sistema de cogeneración en pequeña ó mediana escala y realizar un contrato de interconexión con CFE. La duración del contrato es indefinida y puede terminarse cuando lo deseés. Al hacerlo, además de ahorrar en tu gasto por concepto de consumo de energía, contribuirás en la utilización de tecnologías limpias para la generación de energía eléctrica, en el aprovechamiento de fuentes renovables de energía y por ende, en la conservación del medio ambiente. Además, con las nuevas regulaciones derivadas de la Reforma Energética, su uso no será solo necesario sino obligatorio.

2. Solo puedo tener energía durante el día por lo que siempre se requieren baterías

Bateria - Los sistemas solares con frecuencia generan más energía durante las horas de luz de lo que se necesita, incluso, cuando la demanda es mayor. Los paneles pueden ser utilizados de dos maneras: interconectados a la red eléctrica o aislados. En el sistema interconectado el exceso de energía puede ser enviado a la red, disminuyendo la demanda de la compañía eléctrica para todos los demás combustibles fósiles, logrando que sea posible “almacenar” la energía generada durante el día, creando un saldo a favor para utilizarla por las noches o cuando la generación sea menor, tomándola directamente de la red. De esta forma, al final del período de medición, el usuario solamente paga la diferencia entre la electricidad que tomó de la red y la que le inyectó. Por otro lado, las baterías solo son necesarias en zonas donde las líneas de CFE no están disponibles o no es costeable o deseable instalar una red de distribución, por lo cual se instalan sistemas aislados que cuentan con baterías y estas almacenan el excedente para cubrir esta demanda.

3. Las celdas solares no generan energía en días nublados

En los paneles solares, la luz ultravioleta es todo lo que se necesita para generar energía, incluso para los días más nublados hay generación. Cualquiera que haya recibido quemaduras de sol en un día nublado puede atestiguar el hecho de que las nubes no bloquean la energía del sol, sino sólo disminuyen la cantidad de radiación, por lo que los paneles solares seguirán generando energía, a pesar de dichas condiciones climáticas.

4. Se requiere un gran espacio para su instalación.

El espacio no es un factor condicionante para el desarrollo de la energía solar, ya que existen cantidades más que suficientes para el desarrollo de esta energía, no solo en suelo sino también en tejados. Además, el desarrollo de la fotovoltaica integrada arquitectónicamente se encuentra en pleno auge. La cantidad de energía emitida por el Sol que se recibe sobre la superficie de nuestro planeta se calcula en 178,000 Terawatts por año (1 terawatt= 1x 1012 watts), si pudiéramos capturar tan sólo una pequeña porción de ese flujo para convertirla en energía, con tan solo cerca del 0.5 % del área superficial de la tierra, se podrían satisfacer las necesidades energéticas mundiales para un año.

5. El uso de los paneles solares es exclusivo para grandes empresas

La energía solar es un producto atractivo para cualquier tipo de usuario (particular, industrial, etc). Los paneles fotovoltaicos pueden ser instalados, por ejemplo, en cualquier tejado, compitiendo de forma directa con el costo de la electricidad. Las inversiones en energía solar son muy simples, y no son necesarias costosas infraestructuras como sucede con otro tipo de energías, como la nuclear o la hidroeléctrica. 

6. Las instalaciones para energía solar son complejas, inseguras y requieren de mantenimiento y cuidados especiales.

Instalacion - Los sistemas de energía solar quedan asegurados a una estructura, y por lo tanto no requieren un mantenimiento de carácter intensivo al no contar por partes móviles. Además, los paneles solares son muy fiables, requieren apenas una limpieza ocasional y cuentan con un vidrio de protección, el cual garantiza soportar diferentes eventualidades. Los sistemas solares habitualmente tienen un tiempo de vida estimado de 25 años y para asegurar un correcto funcionamiento de las instalaciones basta con controles periódicos y preventivos.

7. Son costosos

Sin duda alguna, esta es una de las principales preocupaciones de los usuarios.

El costo de un sistema de energía solar depende casi en su totalidad de los hábitos de consumo. Por otro lado, la producción de energía solar se está volviendo competitiva con respecto a otras energías, lo que la vuelve una fuente atractiva para inversión. Específicamente, el costo de los paneles solares se ha reducido en más de un 60% en los últimos tres años desde un precio promedio de alrededor de 1.81 dólares por watt en 2010 hasta 0.70 dólares por watt al día de hoy.

México se encuentra en una encrucijada respecto a las energías renovables: por un lado, el país tiene todos los elementos necesarios para convertirse en un importante usuario y desarrollador de la tecnología. Además, dada su ubicación geográfica y los instrumentos de política exterior con que cuenta, también podría convertirse en un importante exportador de la misma, sin embargo, la noción de que somos un gran país petrolero, con frecuencia nubla la visión de largo plazo de muchos compatriotas, incluyendo funcionarios gubernamentales y líderes industriales, por lo que a menos que se haga un esfuerzo consciente se podrá cambiar esta situación.

Ahora que conoces la Verdad de los Paneles Solares en México, decídete a cambiar
y contribuir al desarrollo de nuestro país.

¡No lo pienses más y cotiza tu sistema!